Un menorquín en América

Hace alrededor de treinta años recibí un pequeño regalo que todavía recuerdo con agrado. Se trataba de una baraja francesa para coleccionistas enfundada en un elegante estuche aterciopelado. Aquellos naipes estaban adornados con magníficas ilustraciones de personajes relevantes de la Guerra de Secesión norteamericana y de entre todos ellos hubo uno que llamó especialmente mi atención, la dama de picas, …