Michel Peissel en el reino de Lo

Tras siglos de aislamiento, el viejo reino de Lo ha entreabierto tímidamente sus puertas. Cada año se permite la entrada a un limitadísimo número de viajeros que, previo pago de un generoso canon, tienen el privilegio de sumergirse en el último refugio de la cultura tibetana en estado puro. Si bien es cierto que las tensiones políticas sufridas en aquel …