La rocambolesca historia de Juan Pujol

A finales del mes de Mayo de 1984 Juan Pujol regresó a Europa para reunirse con Nigel West y empezar a perfilar su biografía. Casualmente, faltaban pocos días para la conmemoración del cuarenta aniversario del día D y Pujol no quiso perderse la cita. Garbo paseó por vez primera por las playas de Normandía; emocionado, recordó el horror de la guerra y un sentimiento de estremecimiento le invadió al revivir las horas de angustia que compartió con Tomás Harris en la madrugada del 6 de Junio de 1944. Muy pocas personas de entre las miles que acudieron a los festejos conocían la identidad de aquel anciano. La aparición de Garbo, tras cuarenta años oculto, supuso una auténtica sorpresa, tanto para la prensa como para sus viejos compañeros del MI5.

“El momento más emocionante fue cuando aparecí en la reunión de oficiales del MI5 que habían trabajado en la sección de agentes dobles. La sorpresa que tuvieron fue mayúscula. Cyril Mills entró gritando: ¡no puede ser verdad, no puede ser verdad, usted está muerto! Estaba convencido de que había muerto. Me abrazó emocionado y casi nos pusimos a llorar los dos”

7. Buckingham

Aquellos días en Inglaterra fueron quizá los más felices de su vida. La prensa británica le acogió como un héroe y no escatimó elogios. Periódicos, televisiones, …, todo el mundo quería saber más acerca del misterioso agente secreto. Fue su momento de gloria, que llegó al culmen en el palacio de Buckingham. El duque de Edimburgo quiso entrevistarse con Pujol para imponerle la medalla de Miembro del Imperio Británico y agradecerle personalmente los servicios prestados a su país. Pujol ya había sido condecorado en 1944, pero debido al secretismo de su misión, no había podido gozar de la solemnidad que sin duda merecía aquel momento. El duque de Edimburgo se mostró fascinado por la asombrosa historia de Garbo y departió largo y tendido con el catalán. Cuando ya se despedían, quiso aún formular una última pregunta:

“¿Por qué usted, un súbdito español, se implicó de aquella manera en favor de mi país?”

Los ojos de Juan Pujol volvieron a brillar y antes de salir de Buckingham sacó a relucir su pícara sonrisa para dar una escueta respuesta pero llena de significado:

“Por ideales”

Saber más…

0.  Saber Mas

“Juan Pujol, el espía que derrotó a Hitler”
JAVIER JUÁREZ

“Garbo, el espía del siglo”
JUAN PUJOL & NIGEL WEST

“El día D. La batalla de Normandía”
ANTONY BEEVOR

“Los secretos del día D”
LARRY COLLINS

Páginas: 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10

Deja un comentario