Aventuras y desventuras de Alvar Núñez Cabeza de Vaca

Los supervivientes se habituaban poco a poco a su nueva vida aunque fueron incapaces durante algún tiempo de dormir en otro sitio que no fuera el suelo, o de vestir las ropas del mundo “civilizado”. Pasaron algún tiempo descansando en el asentamiento español de San Miguel de Culiacán, donde Alvar Núñez porfió insistentemente ante los gobernantes de aquel lugar por el buen tratamiento que debía darse a los indios “para ser atraídos a ser cristianos”. Lo consiguió en parte puesto que el alcalde mayor, el señor Melchor Díaz, se avino a respetar la libertad de los indios siempre y cuando aceptasen bautizar a sus hijos y colaborar en la construcción de nuevas iglesias. Estos ideales de Cabeza de Vaca a favor de las poblaciones indígenas provocarán años más tarde, en su segunda aventura americana, una conspiración en su contra que acabará definitivamente con su espíritu noble y soñador, devolviéndolo a España cargado de grilletes, apaleado y humillado.

Regreso a casa

No sería hasta la primavera de 1537 cuando Cabeza de Vaca pudo embarcar por fin con rumbo a su amada patria. El viaje transcurrió sin apenas sobresaltos hasta que en aguas próximas a las islas Azores el navío donde viajaba fue atacado por un corsario francés. Alvar Núñez volvía a estar contra las cuerdas pero el destino quiso, una vez más, sacarle del atolladero gracias a un galeón portugués que consiguió ahuyentar a los piratas. Finalmente, en el mes de Agosto, el navío atracó en el puerto de Lisboa, poniendo punto final a la odisea vivida por el jerezano tras casi una década de infortunios.

5.  Busto Cabeza de Vaca

Sin embargo, aún le quedaron ganas al incansable aventurero para tres años más tarde afrontar un nuevo reto en tierras americanas. En este caso, con el cargo de Adelantado del Río de la Plata, se propuso poner orden en el desgobierno que se había instalado en aquella región. En su segunda aventura por tierras americanas protagonizó otro asombroso viaje a través de la selva remontando durante meses el curso del río Paraguay. En aquella travesía tuvo la fortuna de ser el primer europeo en contemplar las maravillosas cataratas de Iguazú.

Pero tampoco aquí iba a encontrar el éxito; su entrada en la villa de Asunción del Paraguay como elefante en cacharrería pronto le granjeó peligrosos enemigos. Los colonos y militares españoles, acomodados en sus prerrogativas, no toleraron las nuevas políticas de austeridad impuestas por el Jerezano. Tampoco le perdonaron su actitud favorable a los pueblos indígenas de modo que les fue sencillo unir sus intereses en contra del nuevo Adelantado. Domingo Martinez de Irala lideró la rebelión contra Cabeza de Vaca y le mantuvo preso durante casi un año antes de enviarlo a España acusado de numerosos delitos contra la corona.

Los últimos años de su vida los pasó litigando frente al Consejo de Indias con el propósito de restablecer su honor. Un triste final para este intrépido aventurero que a pesar de haber fracasado en sus objetivos, nos dejó una hermosa historia llena de coraje y superación.

 

 

Saber más…

0.  Saber Mas

“La Odisea de Cabeza de Vaca”
RUBEN CABA Y ELOISA GOMEZ-LUCENA

“Naufragios”
ALVAR NUÑEZ CABEZA DE VACA

“El último caballero”
JUAN SANCHEZ GALERA

“Un viaje distinto: la exploración de Cabeza de Vaca por América”
ANDRES RESENDEZ

 
 

Páginas: 1 2 3 4 5 6 7

Deja un comentario